Blog

¿Cómo llevar un buen control de gastos? 3 grandes consejos

¿Cómo llevar un buen control de gastos? 3 grandes consejos

Un café aquí, una suscripción allá, y al final del mes, nos encontramos preguntándonos: “¿En qué gasté todo mi sueldo?”. Aquí la importancia de tener un control de gastos en nuestra vida diaria.

¿Alguna vez has intentado construir algo sin un plan? 

Es probable que hayas terminado con piezas sobrantes o que algo no encajara bien. Lo mismo ocurre con nuestras finanzas. Sin un plan o, en este caso, un presupuesto, es fácil perderse en el camino y no alcanzar nuestros objetivos financieros.

¿Qué es un presupuesto?

Un presupuesto es una representación de nuestros ingresos y cómo planeamos distribuirlos entre nuestras necesidades, deseos y ahorros. Piensa en él como un mapa financiero que te guía mes a mes, asegurándote de que siempre sabes dónde estás y hacia dónde te diriges.

¿Por qué es esencial un Control de Gastos?

Tener un presupuesto te permite tener una visión clara de tus finanzas. Te ayuda a identificar áreas donde puedes ahorrar, gastos innecesarios que puedes eliminar y, lo más importante, te aseguras de que siempre tengas suficiente para lo esencial. 

Además, un presupuesto te da la libertad de gastar sin culpa. Si has presupuestado una cierta cantidad para entretenimiento o compras, puedes gastar ese dinero con confianza sabiendo que tus otras necesidades están cubiertas.

Consejos Prácticos para Elaborar un Presupuesto 

  • Registra Todos tus Ingresos: Antes de saber cuánto puedes gastar, necesitas saber cuánto ganas. Asegúrate de incluir todos tus ingresos, ya sean salarios, alquileres, inversiones, etc.
  • Haz una Lista de tus Gastos Fijos: Estos son gastos que no cambian mes a mes, como alquiler o hipoteca, servicios públicos, seguros, entre otros.
  • Establece Límites para Gastos Variables: Estos son gastos que pueden variar cada mes, como alimentos, entretenimiento y compras. Establece un límite realista para cada categoría basado en tus gastos pasados ​​y tus objetivos financieros.
  • Revisa y ajusta regularmente: El mundo cambia y nuestras finanzas también. Es esencial revisar y ajustar tu presupuesto periódicamente para asegurarte de que sigue siendo relevante y útil.

Herramientas y Aplicaciones para el Control de Gastos

¡Bienvenidos al siglo XXI, donde la tecnología es nuestra aliada en casi todo, incluido el control de gastos! Si bien el viejo método de anotar gastos en un cuaderno sigue siendo válido, hoy en día contamos con una variedad de herramientas y aplicaciones que hacen este proceso mucho más sencillo, eficiente y, ¡por qué no!, divertido.

Algunas herramientas y aplicaciones populares son: 

Aplicaciones de Presupuesto: Estas aplicaciones te permiten ingresar tus ingresos y gastos, categorizarlos y visualizar tu situación financiera en tiempo real. Algunas opciones populares incluyen “Mint”, “You Need a Budget (YNAB)” y “PocketGuard“.

Rastreadores de Gastos: Estas herramientas se centran específicamente en el seguimiento de tus gastos diarios. Simplemente ingresas cada gasto a medida que ocurre, y la aplicación te proporciona un resumen y análisis. “Spendee” y “Expensify” son dos ejemplos notables.

Calculadoras Financieras en Línea: Estas son ideales para planificar gastos específicos, como préstamos o inversiones. Puedes encontrar calculadoras para casi cualquier necesidad financiera en sitios web de finanzas personales o bancos.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar Tecnología para el Control de Gastos?

Las aplicaciones sincronizan tus gastos e ingresos en tiempo real, lo que te permite tener una visión clara de tus finanzas en cualquier momento.

Con la mayoría de las aplicaciones disponibles en smartphones, puedes acceder a tus finanzas en cualquier lugar y en cualquier momento.

Estas herramientas ofrecen análisis y gráficos que te ayudan a visualizar tus hábitos de gasto y áreas de mejora.

Muchas aplicaciones te envían alertas cuando te acercas a los límites de tu presupuesto o cuando tienes facturas pendientes, ayudándote a mantener el control.

Las aplicaciones modernas utilizan encriptación y medidas de seguridad avanzadas para proteger su información financiera.

La Regla del 50/30/20 en Control de Gastos

¿Buscas una fórmula sencilla pero efectiva para gestionar tus finanzas? ¡La Regla del 50/30/20 podría ser justo lo que necesitas! 

Esta regla es una de las más populares y recomendadas por expertos en finanzas personales, y por una buena razón: es fácil de entender, simple de aplicar y, lo más importante, te ayuda a mantener un equilibrio saludable en el control de gastos.

¿En Qué Consiste la Regla del 50/30/20?

La idea detrás de esta regla es dividir tus ingresos netos (después de impuestos) en tres categorías principales:

Necesidades (50%): Esta categoría incluye todos los gastos esenciales para vivir. Estamos hablando de cosas como alquiler o hipoteca, servicios públicos, alimentos, transporte y seguros de salud. En resumen, son aquellos gastos que, si no los cubres, tendrías problemas serios.

Deseos (30%): Aquí entran todos los gastos que, aunque no son esenciales, hacen la vida más agradable. Puede ser salir a cenar, comprar ropa nueva, suscripciones a servicios de streaming, viajes, entre otros. Son gastos que podrían eliminar si fuera necesario, pero que aportarán alegría y entretenimiento a tu vida.

Ahorros e Inversiones (20%): Esta es la parte de tus ingresos que debes destinar a tu futuro financiero. Puede ser un fondo de emergencia, ahorros para la jubilación, inversiones o incluso el pago de deudas.

¿Cómo puede ayudarte esta regla?

La riqueza de la Regla del 50/30/20 es su simplicidad. Al tener categorías claras y porcentajes definidos, puedes tener una idea rápida de cómo estás gestionando tus finanzas y dónde necesitas hacer ajustes. Además, te ayuda a mantener un equilibrio, asegurándote de que estás cubriendo tus necesidades, disfrutando de la vida y, al mismo tiempo, preparándote para el futuro.

En Red Pagos, entendemos la importancia de una gestión financiera sólida y estamos aquí para apoyarte en cada paso del camino. 

¡El control de gastos es una inversión en tu futuro financiero!

Recientes